IMPRESCINDIBLES

En nuestro territorio disfrutamos de excelentes ejemplos  de arquitectura medieval situados , todos ellos, en parajes de una gran belleza. Para los amantes del patrimonio popular, de la arquitectura rural, de nuestra sorprendente naturaleza, en definitiva, para los que disfrutan con los pequeños (GRANDES) placeres de la vida, es, sin duda, una visita obligada.

ABIZANDA. Con una magnífica torre medieval, obra maestra del románico lombardo y bastión defensivo en el avance reconquistador cristiano. Insólito museo de las creencias populares. Sobria belleza.

BIELLO SOBRARBE.  Corazón del antiquísimo condado de Sobrarbe, podemos visitar Arcusa, Erípol, Las Bellostas, Lecina y Santa María de Buil. Ruta para reencontrarnos.

ARCUSA.  Conjunto de arquitectura rural. Pila bautismal antiquísima en el interior de su iglesia. Restos de castillo de gran importancia en los orígenes del condado de Sobrarbe.

LAS BELLOSTAS. Enclave rural de los más puros del Pirineo, con capítulos históricos de resistencia sobrarbense ante los francos en el siglo IX.

LECINA. Uno de los más bellos conjuntos medievales con arquitectura popular y torres medievales del Sobrarbe. Obligada visita a su milenaria encina, árbol sagrado, bajo cuyas ramas se han pactado acuerdos, celebrado bodas y todo tipo de reuniones sociales.

SANTA MARÍA DE BUIL.  Bello ejemplar de iglesia lombarda con triple ábside. Pinturas modernas populares en su interior.

MURO DE RODA. Fortaleza medieval inexpugnable, mandada construir por Sancho III de Navarra, verdadero nido de águilas defensivo que daba cobijo a la población en caso de ataque.  Mirador excepcional de la cordillera pirenaica.

SAMITIER. En un paraje sorprendente, conjunto religioso-defensivo con castillo e iglesia, encaramado en lo alto de una peña de gran verticalidad y con excelentes vistas al Pirineo y al embalse de Mediano.  Colgados sobre el acantilado: impresionante.

TELLA. Ruta de enigmática belleza en la que se visitan tres ermitas románicas entre  el sobrecogedor paisaje de alta montaña.  De muy fácil acceso y con muy poco esfuerzo, una gran experiencia a tu alcance.

Otros enclaves:  Iglesia de San Esteban de Almazorre, Bestué, San Nicolás de Bujaruelo, Escuaín, Ermita rupestre de San Úrbez (Cañón de Añisclo, valle de Puértolas),   iglesia de San Miguel de Otal, Castillo de Troncedo, Valle de Vió, Yeba…

Muestras de nuestros pueblos-aldeas que conservan un evocador sabor medieval. Pasea por sus rincones, déjate llevar… Siente Sobrarbe.