POR EL RIO CINCA

Naturaleza viva y patrimonio cultural, combinación perfecta.  Llegados al Valle de Pineta se puede disfrutar con un mínimo esfuerzo de un paseo de unos 50 minutos, en el cual atravesamos un precioso bosque, cascadas de gran fuerza, y disfrutamos de increíbles vistas del valle encajonado entre paredes de unos 3.000 metros de altura.

Bielsa. Villa de montaña con interesantes muestras de arquitectura civil, como su ayuntamiento del siglo XVI. Escenario de un capítulo bélico de la guerra civil, conocido como “La Bolsa de Bielsa”, cuenta con un museo dedicado a estos acontecimientos. Se celebra también uno de los carnavales rurales más emblemáticos de España.

En la aldea cercana de Javierre de Bielsa nos sorprenden las pinturas góticas de Santa Eulalia, cobijadas bajo la iglesia románica del mismo nombre.

Después de oxigenar los pulmones y recrearnos visualmente, nos acercamos al Valle de Chistau, de ancestrales costumbres y tradiciones, manteniendo vivo el chistabino, la fabla del lugar.

San Juan de Plan, pueblo típico de montaña, acoge un relevante museo etnográfico. Plan, capital del valle,  supone un prodigio de la ventura humana de supervivencia en las montañas,  con sus calles intrincadas y notables construcciones, como su iglesia y algunas torres. Chistau, con  interesantes muestras de arquitectura popular, da nombre a “la bal” (el valle).


Visita guiada para grupos:

Consulte los precios en el tel. 974 500 513 o a través de nuestro correo  info@pirinei.com